miércoles, 6 de abril de 2011

COLECCIÓN DE REVISTAS "GRANDES CICLOS TV" - NUM 6: LOS HERMANOS MARX

Se trata del numero 6 de la revista "Grandes Ciclos TV" editada en los años 90 por Cacitel y que se publicaba con motivo de los ciclos cinematográficos emitidos por Televisión. En ellas se recogian biografias, filmografias de los actores a quienes iban dedicados los ciclos así como las carátulas de sus películas. Los números que poseemos en nuestra colección son los siguientes: 1.- Montgomery Clift, el homosexual rebelde
2.- Alfred Hitchcock, el mago del suspense
3.- Jack Lemmon, el cómico "dramático"
4.- James Dean, el mito
6.- Los Hermanos Marx, el humor corrosivo
7.- Humphrey Bogart, el rey del cine negro
14.- Cary Grant, el rey de la comedia

CON "M" DE MINNIE

Minnie Schönberg Marx nació en Dornum (Alemania) en 1864. Hija de un fabricante de paraguas que había trabajado de ventrílocuo y de una intérprete de arpa. En 1880 la familia emigra a Estados Unidos y se establece en Nueva York. Allí Minnie conoce a un emigrante alsaciano de nombre Simon Marrix, que luego cambiará su apellido por el de Marx, siendo conocido por todos por Sam Marx y en 1884 se casan. Sam trabaja de sastre pero no es demasiado brillante con la aguja. En 1885 nace su primer hijo, Manfred, que morirá con 3 años. Más tarde nacerán el resto de hijos, todos ellos varones: Leonard (Chico) en 1887, Adolph que después se cambiaria el nombre por Arthur (Harpo) en 1888, Julius Henry (Groucho) en 1890, Milton (Gummo) en 1892 y finalmente Herbert (Zeppo) en 1901. Minnie fue el motor de la familia. Ayudó a su hermano Al Shean a entrar en el mundo del espectáculo y viendo su éxito decidió que sus hijos siguieran su camino. Así Chico aprendió a tocar el piano con un estilo bastante particular y consiguió trabajo en un pub, mientras de Groucho actuaba de cantante soprano en conjuntos vocales como "Los cuatro ruiseñores" o "Las seis mascotas". Con el tiempo y la iniciativa de Minnie se fueron integrando el resto de los hermanos, Harpo emulando a su abuela Fanny se hizo intérprete de arpa en medio de la comedia vodevilesca, así como Gummo que seria sustituido más tarde por Zeppo cuando éste fue llamado a filas. Con el tiempo los cuatro hermanos van depurando su estilo, y en 1912 ya se anunacian como "Los Cuatro Hermanos Marx". Pronto adoptaran sus nombres artisticos y sus roles: el bigote pintado de Groucho y su infinita verborrea, la italianización de Chico, la peluca roja y la mudez de Harpo y la seriedad de galán de Zeppo. Su primer gran éxito en Broadway llega con la revista musical "I'll say she is" en 1924, a la que seguirán "Los cuatro cocos" de 1925 y "Animal Crackers" ("El conflicto de los Marx") de 1928. En 1929 les llega la oportunidad de hacer cine, poco tiempo después de la llegada del sonoro. Firman un contrato con la Paramount con la que rodarán cinco películas, pero Minnie solo pudo conocer el éxito de la primera, "Los cuatro cocos" ("The Cocoanuts") que no era más que la adaptación cinematográfica de su éxito teatral, pues fallecía ese mismo año 1929.
En honor a ella y fruto de la veneración que sus hijos le profesaban, todas las hijas de los hermanos Marx tienen nombres que comienzan por la letra M, como Minnie. Así la única hija de Chico se llamó Maxine, a la única hija de Harpo (tuvo tres varones más) la llamó Minnie y las dos hijas de Groucho (además de su hijo Arthur del que ya hemos hablado en este blog) recibieron los nombres de Miriam y Melinda. Todo un homenaje con M de Minnie.

"LAS CLAVES DEL HUMOR MARXISTA" POR CHICO MARX
La razón de nuestro éxito estriba en que a todo el mundo le gustaría hacer disparates de vez en cuando. Tomemos a Groucho, por ejemplo, le gusta decir lo que se le ocurre, sin adulterarlo, y así, en una escena en que esté coqueteando con dos viejas ricas, pongo por caso, dirá repentinamente: "bueno, pareja de gordas, ¿que os hace pensar que me gustaría casarme con cualquiera de vosotras?". Y cuando Harpo desea insinuarse a una de esas rubias, va a ella como si fuera un jugador de rugby tras la pelota. Lo cierto es que si Harpo tuviera la menor vacilación en precipitarse sobre las mujeres que ve, ofendería seguramente al público y no conseguiría pasar la censura. Pero como va directamente se considera que es una locura, y la locura escapa a los límites del mal gusto. (Fragmento de la autobiografía de Chico Marx incluido en la revista "Grabdes Ciclos TV numero 6, dedicado a los Hermanos Marx).


No hay comentarios: